Welcome to MedicalPress a Premium Medical Theme

Menopausia tratamientos

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es uno de los cambios naturales que experimenta el organismo de la mujer en un período de su vida. No es una enfermedad ni un estado mental; es sencillamente, un cambio fisiológico consecuencia de una carencia de hormonas necesarias para el organismo.

La menopausia es el cese permanente de la función de los ovarios cuando en ellos se produce un agotamiento de los óvulos. Este cese va a conducir a una disminución marcada de las hormonas secretadas por los ovarios (estrógenos y progesterona) y puede ir acompañada de síntomas que afecten a la calidad de vida de la mujer.

La menopausia tiene lugar cuando los ovarios dejan de producir las hormonas que regulan la menstruación: estrógeno y progesterona. Este proceso puede abarcar de 4 a 5 años, pudiendo presentar la mujer menstruaciones irregulares antes de que éstas cesen por completo. Habitualmente, entre los 48 -52 años tus períodos cesarán, lo que significa que la menopausia ha comenzado.

La primera fase se denomina pre-menopausia y puede iniciarse alrededor de los 40 años, es imposible determinar exactamente cuándo, pero existen síntomas indicadores de que la menopausia está iniciándose:

1. Los períodos aparecen con intervalos cada vez mayores, o bien, pueden presentarse con mayor frecuencia (cada 21 días…)
2. El flujo menstrual puede modificarse, haciéndose más o menos intenso.

¿Qué provoca la menopausia?

La menopausia es la manifestación evidente de que el aparato reproductor femenino está terminando sus funciones. Junto a la pérdida de la capacidad de ovular, y por tanto de la fecundidad, hay un progresivo descenso de la producción de estrógeno y progesterona, dos de las principales hormonas sexuales que regulan el funcionalismo del aparato reproductor femenino.

Síntomas: además de la posible ansiedad por la ausencia de la menstruación, tu cuerpo reaccionará ante la carencia de las hormonas de tus ovarios. La reacción de tu organismo se manifiesta mediante los siguientes síntomas:

  • Sofocos: el 75-80% de las mujeres padecen sofocos que pueden durar 5 años, o incluso más (20-25% de las mujeres).
  • Sudores nocturnos e Insomnio
  • Disminución del deseo sexual
  • Dispareunia: dolor durante las relaciones sexuales.
  • Irritabilidad
  • Sequedad y atrofia vaginal: el 30% de las mujeres padecen sequedad vaginal debido a la atrofia de la mucosa. También pueden presentar escozor e incremento del riesgo de infección.
  • Atrofia y pérdida de consistencia de las mamas
  • Variaciones de peso
  • Sequedad y pérdida de elasticidad de la piel.

Otros efectos debidos a la falta de hormonas

Además de los síntomas evidentes de la menopausia existen otras consecuencias menos manifiestas que, a largo plazo, pueden ser severas:

Osteoporosis: en términos médicos significa huesos porosos; la osteoporosis es consecuencia de la pérdida de masa ósea, ya que los huesos presentan espacios anormales y originan dolor. Esto aumenta el riesgo de fracturas que interfieren con las actividades cotidianas, y, a largo plazo, puede conducir a la postración.

Una de cada cuatro mujeres presentará fractura osteoporótica alrededor de los 60 años. A los 75 años, la proporción puede aumentar a una de cada dos mujeres. Es interesante saber que más del 50% de la cantidad total de pérdida de masa ósea tiene lugar durante los primeros años de la menopausia.

Enfermedad cardiovascular: antes de la menopausia, las mujeres tienen menor riesgo que los hombres de padecer problemas cardíacos o circulatorios.

Tras la menopausia, el riesgo de enfermedad cardiovascular aumenta. Actualmente, hay estudios que demuestran que el estrógeno y la progesterona ayudan a evitar alteraciones en los niveles de colesterol, causa de muchas enfermedades cardiovasculares. Este y otros beneficios han llevado a formular un efecto protector de estas hormonas frente a esta patología.

¿Qué hacer para reducir los problemas derivados de la menopausia?

  • Dieta: Una dieta equilibrada, baja en calorías y rica en vitaminas y minerales, sobretodo en calcio, es siempre recomendable y aún más en esta época de tu vida.
  • Tranquilidad: Un sueño tranquilo y reparador es siempre beneficioso. Concédete a ti misma el tiempo suficiente para dormir. Procura descansar y libérate del estrés y de las tensiones.
  • Ejercicio: Junto con una dieta adecuada, el ejercicio es la mejor forma para mantener el tono muscular. Además, determinados ejercicios están recomendados para disminuir el desarrollo de la osteoporosis.
  • Terapia Hormonal Sustitutiva: Independientemente de o que comes, de cómo duermes o del ejercicio que haces, puedes verte afectada por los síntomas de la menopausia, consecuencia de la carencia hormonal. La terapia hormonal sustitutiva es la solución para muchos problemas de la mujer menopáusica.

​La pregunta: ¿La T.H.S. favorece el cáncer de mama?

Es un tema controvertido; una de cada 13 mujeres, puede padecer cáncer de mama sin tratamiento. Con tratamiento el riesgo puede aumentar solo de 1 cada 8000 mujeres / año, o sea, que será 1/13 + 0.0008%. En estos controles, que son obligatorios con el T.H.S., podemos detectar, precozmente, el cáncer de mama.

Desde mi punto de vista, la T.H.S. es segura y hay que individualizar el tratamiento en las  mujeres que tienen, en la familia directa, cáncer de mama, o antecedentes de cáncer de ovario; se realiza el test genético BCRA, y para ver si es portadora de la mutación.

Incontinencia urinaria y patología del suelo pélvico

La incontinencia urinaria es un trastorno común y molesto que afecta a muchas mujeres. Se calcula que a partir de los 40 años (en algunos casos, inclusive antes) lo padecen de un 20 a un 40 por ciento de la población femenina y va aumentando con la edad, número de hijos y menopausia. Muchas sufren en silencio y retrasan su consulta hasta que los síntomas se vuelven muy intensos.

Esto se debe al pudor ya a la falta de información. Gran parte de la población considera que la incontinencia urinaria forma parte natural del envejecimiento y se resigna a ello perjudicando su calidad de vida. En los últimos años se han desarrollado una serie de nuevos tratamientos muy eficaces, tanto en rehabilitación como en cirugía mínimamente invasiva.

Lo importante es que las mujeres sepan que la incontinencia urinaria se puede solucionar en más del 90% de los casos. Es por ello que en nuestro centro contamos con una Sección de Incontinencia Urinaria y Suelo Pélvico, efectuándose el tratamiento Integral de la Incontinencia y los Prolapsos genitales.

Menopausia tratamientos
4.7 (93.33%) 9 votes